Plumas con salmón ahumado

AutorPatricia P.CategoríaDificultadFácil

¿Estás cansado de los típicos platos de pasta y no se te ocurren nuevas ideas? ....
Entonces esta receta te va a encantar.

Cantidad1 Porción
Tiempo de Preparación15 minsTiempo de Cocinado15 minsTiempo Total30 mins
 70 g Pasta (espagueti, macarrones, plumas, espirales, etc.)
 70 g Salmón ahumado
 40 g Nata para cocinar
 1 cucharada sopera Queso rallado (Emmental)
 1 chorrito Vino blanco
 1 cucharada sopera Aceite de oliva
 Cebolleta
1

Cocemos la pasta (espirales, plumas, macarrones, etc.) en agua hirviendo con sal de 7 a 9 minutos. Una vez cocida, la escurrimos y reservamos.

2

En una sartén ponemos el aceite de oliva y añadimos la cebolleta fresca que habremos picado en brunoise (dados pequeños) y cocinamos a fuego suave.

3

Una vez la cebolleta haya cogido color, añadimos la nata líquida para cocinar (también podemos utilizar leche vaporizada) y el vino. Lo dejamos hervir durante 1 minuto.

4

Cortamos el salmón ahumado en dados pequeños y lo calentamos un poco en un sartén aparte. A continuación, incorporamos el salmón a la salsa y añadimos pimienta negra al gusto.

5

Servimos la salsa sobre la pasta cocida y caliente, espolvoreando con el queso emmental rallado.

Consejo 1: si necesitas añadir más fibra a tu dieta, puedes utilizar pasta integral.
Consejo 2: si buscas reducir el aporte de sal en tus ingestas, puedes sustituir el salmón ahumado por salmón fresco cocinado al vapor, a la plancha o hervido.

Ingredientes

 70 g Pasta (espagueti, macarrones, plumas, espirales, etc.)
 70 g Salmón ahumado
 40 g Nata para cocinar
 1 cucharada sopera Queso rallado (Emmental)
 1 chorrito Vino blanco
 1 cucharada sopera Aceite de oliva
 Cebolleta

Pasos

1

Cocemos la pasta (espirales, plumas, macarrones, etc.) en agua hirviendo con sal de 7 a 9 minutos. Una vez cocida, la escurrimos y reservamos.

2

En una sartén ponemos el aceite de oliva y añadimos la cebolleta fresca que habremos picado en brunoise (dados pequeños) y cocinamos a fuego suave.

3

Una vez la cebolleta haya cogido color, añadimos la nata líquida para cocinar (también podemos utilizar leche vaporizada) y el vino. Lo dejamos hervir durante 1 minuto.

4

Cortamos el salmón ahumado en dados pequeños y lo calentamos un poco en un sartén aparte. A continuación, incorporamos el salmón a la salsa y añadimos pimienta negra al gusto.

5

Servimos la salsa sobre la pasta cocida y caliente, espolvoreando con el queso emmental rallado.

Consejo 1: si necesitas añadir más fibra a tu dieta, puedes utilizar pasta integral.
Consejo 2: si buscas reducir el aporte de sal en tus ingestas, puedes sustituir el salmón ahumado por salmón fresco cocinado al vapor, a la plancha o hervido.
Plumas con salmón ahumado